Carta a mi Padre


Padre:

Sé que no puedo verte, mas sé que has estado aquí, cuidando de mí, respaldádome aún y cuando he volteado mi rostro o te he abofeteado con mi poca creencia y confianza, tú has estado ahí, no has roto tu pacto; has conocido mis alegrías y mis tristezas, mi soledad y angustia, has visto como he fallado, mis errores y debilidades has aceptado y perdonado, he llorado en tu presencia quebrantada como una niña abandonada y aún cuando me he creido sola tu me has abrazado.

Conoces los anhelos de mi corazón, sin abrir mi boca sabes mi sentir y pensar y tu en tu silencio me has sabido consolar, detener mi llanto...

He hecho peticiones ante el cielo y ante tí, he reprochado por no ver respuestas, por ver como el tiempo transcurre y las lágrimas de mi corazón no cesan, he visto como he perdido, como se han ido, cuan dañada estoy, cuan quebrado está el barro de mi vasija, cuan lejos veo una salida, cuanto dolor vive en mi interior, cuantas cicatrices sangrantes, cuanta soledad:

Padre, Padre, por qué me has abandonado?
Padre...
En tus manos encomiendo mi espíritu...




Comentarios

Entradas populares