Entradas

Mostrando entradas de enero, 2011

Adicta Des-conocida

Imagen
Qué importa? si rio a carcajadas, si me pierdo en las miradas, si me alimento de sentimiento, y no guardo nada que lleve dentro.
No soy... No soy mujer que calla, no soy mujer que grita, soy mujer que palpita.
Soy...  Quien escuha el silencio, la que marca corazones, la que piza suave y deja huella, quien abre las puertas del corazón: su mirada, quien toca el cielo con solo cerrar los ojos, la que rie por no llorar, la que llora por no reir. Soy mujer.

Adicta... al beso húmedo en silencio, al solo paso de vivir, a la suavidad de un abrazo, a la caricia que eriza, a la dulzura de un te quiero, a la necesidad de un te extraño, a ver más allá de mis ojos, a sentir mas allá de mi piel: mi corazón a dar más de lo necesario, soy una adicta,  adicta a sentir, adicta a vivir...

Saberte aquí

Leéme y sabrás quién fui, leéme y entederás que siento aquí, miráme y verás mi interior, tocáme y siente mi calor, escucháme y abre mi corazón .
Habláme, dime que hay que sentir, riéme con la simplicidad del día, calláme con un beso dulce al partir.
Conocéme te pido por favor, dejáme sentir que estas aquí...

Desatándo-me

Imagen
Hoy las ataduras comenzaron a soltarse, a dejar ir, a dejar fluir, abrí los ojos aún cuando caían lágrimas  sin sentido ni rumbo aparente,  comprendí que estar lejos no es estar ausente, que el corazón va más lejos de eso, que el arrastrar solo viene a ensuciar, que el errar radica en el pasado y el presente es sólo para disfrutar.
Mirar más allá de lo que mi vista quiera ver, ir más allá de los instintos de mujer, dar todo sin temor aún cuando uno de los premios sea perder.

Ya no más vueltas al pasado, si el presente va a mi lado  y futuro un poco avanzado.
Se soltaron las amarras, paso firme, ser quien soy, una mujer fuerte dando todo el corazón.
Ser quien fui, ser quien soy  y ser quien debo ser.
Desatándo-me el alma  y dando rienda suelta al corazón...


No quiero

Imagen
No quiero un paso sigiloso, no quiero un silencio sin tiempo, no quiero una mesa sin flores, un muro sin canciones, no quiero estar sin sentir, no quiero andar sin reir.
No quiero una lágrima sin consuelo, una noche sin caricias, ni una sonrisa sin respuesta. No quiero una palabra con mil ruidos, ni el maldito silencio que trae la agonía.
No quiero no encontrar lugar, necesito la llama reavivar, no quiero una puerta sin llave, no quiero un corazón sin pasión, no quiero una llama sin incendio.
No quiero que el maldito tiempo sea agua mas no fuego, no quiero sentir apagado y no entusiasmado, no quiero  inviernos sin calor, no quiero estar más sola no quiero estar sin tí ven y dime que vuelves a mí ábreme los brazos y  fundámonos en el abismo.

Sin respuesta

Imagen
Pasó el tiempo frente a ella, esperando y reclamando algo que ya no volvería; tejió pañuelos de esperanza con los cuales secaba sus lágrimas en añoranza.
Sentada esperaba volver a sentir, el calor de los cuerpos en lejanía, deseaba partir mas sus piernas no respondían a dónde ir.
Ya nada le quedaba por hacer, uno a uno se fueron ensuciando los pañuelos mas sus piernas  aún dudaban en responder... aquí es seguir
por todo lo que me hace sentir.

Allá afuera...

Imagen
Hay un nuevo horizonte allá afuera al cual puedo viajar, en el que puedo soñar, donde volar no es imposible, y amar es verbo y no sentimiento.
Hay un nuevo horizonte allá donde la vista no da, donde el tiempo no corre más, donde la luna no desaparece y el frío no pertenece.
Donde vivir es cada segundo, y morir un horizonte más al cual ir, un nuevo horizonte donde rompes y dejas sin remordimiento.
 Hay un nuevo horizonte allá afuera, un nuevo horizonte que ahora quiero...

No hay tiempo, solo sentimiento...

Imagen
____________________________________________________________________________
Mientras conducían  perdiéndose en la oscuridad de aquellos pinos, sin saber a dónde la llevarían simplemente cerró sus ojos y extendió sus manos confiando en un corazón que creyó sería pasajero, no sabía hacia qué llegaría todo, su cuerpo temblaba no solo era frío sentía temor, de ese que te hace arriesgarte y querer más...
Llegaron a una entrada llena de pinos, había una fuente que daba a la recepción aquel lugar era una pequeña ciudad y sintió como un escalofrío recorría su cuerpo lentamente, un nudo atascó su garganta y quedó sumergida en silencio. Tal lugar era de ensueño, una capilla, jardines y muchas cabañas de colores la rodeaban aún en la oscuridad de la tiniebla, aún con la brisa que mecía las copas de los árboles aún con todo lo que invadió aquella  noche, no dejaba de ser mágica.
Él regresó y con la llave en la mano dirigió el auto hacía la cabaña, una color verde con el número 3 en su puerta, su corazó…

Memorias

Imagen
Cuando la soledad me arropa, cuando me siento sola entre la gente, yo vuelo en un instante y vuelvo a...
Tan pequeña, tan bella, tan dulce, mi niña. Donde el cielo nunca dió un duelo y abrió paso al vuelo, aromas, colores cantaban los ruiseñores.
Tan pequeña, tan bella, tan dulce, mi niña. Siempre mil razones pa' sentir el pecho grande al decir estoy aquí; hice mil viajes y vi con mis ojos un cielo tan abierto  y sentí que me ahogaba el sentimiento.
Y cuando la soledad me arropa, cuando me siento sola, yo vuelvo...vuelvo a...

Palabras

Imagen
Las palabras golpean, marcan, están presentes, como flashazo se recuerdan; como fotografía sepia permanecen en estantes llenos de polvo, que endulzan o intoxican.
Tantas dichas, tantas leídas y aun más las escuchadas, otras disueltas y olvidadas, algunas que no significan nada, y otrás más que dejan huella para siempre.
Siguen ahí, van y vienen, regresan y suenan, olas que se rompen sobre las rocas así suelen sonar en el corazón... las palabras, las leídas, las sentidas...



MusicPlaylist at MixPod.com

Tango son

Imagen
Una vez más caminar por aquel lugar, por el de siempre, por el de todos los días, y cada uno de ellos distinto, hoy? hoy fue certero, fue firme,  con cierto ritmo y son como a quien le baila el corazón a ritmo de una milonga de amor.
Contoneo de caderas, paso firme, mirada penetrante, un calor tajante y un sabor ardiente.
El lugar de siempre, la media luz del rincón y una vez más el paso firme en aquella estación...