Entradas

Mostrando entradas de 2016

No soy una princesa

Imagen
No soy una princesa, no tengo zapatillas de cristal a cambio tengo unos zapatos sucios de tanto andar, de caminar y hacer caminos.

No soy una princesa, no nací en cuna de oro, todo me ha costado un poco más de lo normal y es por ello que cada logro es aún más valioso para mí.

No soy una princesa, no tengo la etiqueta de una dama pero ello no me quita el valor de ser mujer, de ser fuerte y poder andar en el tranquilo asfalto o el duro barro.

No soy una princesa, besé algunos sapos pero nunca creí en príncipes siempre quice a mi lado un dragón, uno que me hiciera sentir protegida aún sabiendo que yo puedo cuidarme sola, un dragón que lanzara fuego por mi.

No soy una princesa, no luzco perfecta, mi cabello es un desastre la mayor parte del tiempo, no soporto los tacones y no tengo problema con hacer trabajos que según la sociedad "son de hombres".

No soy una princesa y no pretendo serlo...

Lo que soy, lo que doy

Imagen
Soy yo la más complicada, una mujer que a partir de sus errores decidió valorarse. Una mujer que va a querer, va a dar, pero también va a recibir. Una persona que tiene muchos sueños, muchos planes, que puede hacerlo sola, pero quiere tener ese complemento. Ese complemento que me ayude a vencer temores, que me agarre la mano y me de un beso en la frente cuando quiera retroceder. Porque sé que también yo estaré para él, ahí a su lado con todas las ganas de verlo crecer como ser humano, en sus metas,  y en sus ilusiones. Con toda la fuerza para luchar por él, a no retroceder; que cuando se enciendan los miedos su abrazo pueda saciar mi sed, que cuando dude pueda hacerme ver por qué lo elegí.
Sí, soy la más complicada; puede que llena de cicatrices porque ellas me hacen humana, con temores que voy superando y me dan el coraje para continuar, soy una soñadora y eso me hace fuerte, soy la más complicada y eso me hace única.

La plenitud me alcanzó

Imagen
No sé si estaré en lo cierto, si estos pensamientos que tengo ahora serán definitivos, si esto es parte de aquello que llaman madurez. 
A mi vida han llegado muchas personas de las cuales en su gran mayoría he aprendido tanto independientemente de si hicieron o no daño en su estancia o a la hora de marcharse, para bien o para mal aprendí a ser fuerte, a ver las cosas de una manera distinta, a pensar diferente, a sentir de verdad y a querer poco pero sincero. 
Estoy en esa etapa de la vida donde pese a muchas cosas he conseguido la paz en mi interior, conmigo misma ignorando los fantasmas que me han atormentado. Me siento plena, es aquella sensación de ir caminando un día por una calle sola rodeada de árboles y respirar lo más profundo que puedas. Que sientes que ese aire puro te llena además de los pulmones el corazón. A esto que siento en ese momento le llamo plenitud.
Y llegando a este punto en mi vida entonces veo las cosas de una manera diferente y llegando a este punto …