Historias Ajenas



Su cuerpo en mis brazos,
Su agradecida felicidad,
Su sonrisa permanente, 
Su detalle constante.

Mi cuerpo ausente, 
Mi felicidad intranquila,
Mi sonrisa fingida,
Mi detalle forzado.

Todo aquel mundo
soñado en el pasado,
presente en un sueño ajeno;
con la persona perfecta
en el momento equivocado.

Gracias a quienes me confían su
corazón para ser escuchado.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Vendrá el olvido - Edel Juarez

Soltera por Convicción

Me acepto...Sí, acepto!