Confesiones de una mujer

Y se dio cuenta de que la vida no era eso, la vida es caer y levantarse, y volverse a caer y volver a levantarse; la vida es alegrarte los viernes y joderte los lunes, y abrazar a quien te abrace y a quien no te abrace pues te abrazas y punto, y no pasa nada. 

Pasa? pasa cuando no puedes ni abrazarte tu mismo, cuando repeles, cuando mirar al espejo se vuelve tortura, cuando te enteras que vas por la vida siendo un fantasma con los pies en la tierra y la cabeza? La cabeza es papel en blanco.

Pasa cuando la frustración llega y toca tu puerta y miras a tu alrededor y sientes que no has logrado nada, que estás ahí intentando moverte y el suelo se vuelve como fango, atascada, gastando energías, buscando una salida, tratando de ser mejor por ti, por los que amas.

Y tu propia inseguridad no te permite ver cuán valiosa eres, cuán capaz, merecedora de ser admirada, amada, valorada...mas solo piensas que no eres nadie y miras atrás y ves lo mismo, caer y levantarse, y volverse a caer y volver a levantarse, una y otra vez.


Lo mejor que podemos hacer es volver a levantarse...respirar y reiniciar. 


Comentarios

Entradas populares de este blog

Vendrá el olvido - Edel Juarez

Soltera por Convicción

No soy la mujer de la que te enamoras, soy esa mujer a la que aprendes a amar.