Andar


En pie solo por inercia con aquella sonrisa que disfraza unos ojos cristalinos,
esos que suplican descanso, que claman por brillar,
el invierno se ha posado en ellos, no hay sol que caliente.

Sus pies agotados continuan esforzados en un camino,
uno que construye cada noche;
hay días, unos más dificiles que otros mas siempre le gustó andar, 
por el camino andar, así sin saber que más le ha de deparar...

Su reflejo sonríe, cada mañana se sonrié.
Andar, sonreír y avanzar...

Comentarios

Entradas populares de este blog

Vendrá el olvido - Edel Juarez

Soltera por Convicción

No soy la mujer de la que te enamoras, soy esa mujer a la que aprendes a amar.