Alborada


Con la lluvia del invierno,
con los días grises,
con la humedad del viento,
llegó la luz abriéndose paso
por aquel camino pedregoso,
aquel camino intransitable
mas bien decían un camino inigualable.

Quienes por ahí habían intentado transitar
sin antes conocer, sin antes avisar
solían decir "ese camino los ha de matar",
no podían ver como aquel lugar les hacía palpitar,
todo aquella belleza del camino al andar
todo aquello que todos han de ignorar.

Mas existió aquel que con paciencia entró,
caminó, entendió y observó  
la belleza de un lugar que nadie antes pudo
mirar, nadie antes pudo adentrar,
los "demonios" de aquel lugar
solo habían sido ángeles
que cuidaban cada paso en su amar.

Nadie supo si aquel salió ileso
o si aún seguía preso
de la magia, del silencio,
del drama, de aquel apasionante
y misterioso lugar....




Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Fantastico! muchas felicitaciones
Anónimo ha dicho que…
Fantástico muchas felicitaciones me encanto!
Magy ha dicho que…
Este comentario ha sido eliminado por el autor.

Entradas populares