Ella



Sabía que era única...pero al final todos lo eran, que había de único en ella? 

Quizá era su sonrisa faro de luz, tal vez su mirada puerta del alma iluminada o aquel corazón sin límites , quizás mil experiencias que la determinaban, aquel paso firme con el que andaba o las locas ideas con las que enfrentaba la vida, pero al final, pensó que se trataba de su intensidad, esa a la que hay quienes le temen y solo huyen o aquellos que la enfrentan, la disfrutan y al final la sufren, ella la llamaba "su arma de doble filo", le daba toda la alegría pero también toda la nostalgia, dejaba su dulce huella en corazones que antes cuidó pero que nunca le perteneció y aún cuando sufrió con el paso del tiempo alguien dijo "te debo más de lo que imaginas" y fue ahí donde sonrió y lo disfrutó, pensó: "mi felicidad es hacer feliz"...

Comentarios

andrés ha dicho que…
El que ama y sonrie sin limites corre el riesgo de no recibir lo mismo pero al final puede estar feliz y orgulloso de lo dado.

Me gusta el nuevo look del blog Cata, un abrazo
KagosaVampire ha dicho que…
Es que el fin de tratar de hacer feliz a los demás es ese, no hay más. Si se trata de brindar felicidad por razones egoístas es probable que no de el resultado esperado.
Y solo quien es feliz puede dar felicidad...
Kimbertrancanut ha dicho que…
Amiga, dicen que no existen dos personas iguales...pienso que ni uno mismo es análogo a su clon, tenemos reacciones que desconocemos. Diría que "somos solos"...sin embargo es bueno el espíritu positivo de tus letras...Abrazos cálidos de ser verdaderamente uno mismo...mismidad

Entradas populares de este blog

Vendrá el olvido - Edel Juarez

Soltera por Convicción

No soy la mujer de la que te enamoras, soy esa mujer a la que aprendes a amar.