Contigo...



Tan sólo estaba en silencio esperando desaparecer;
con los parpados caidos y el corazón cerrado,
cuando pude sentir ese cálido viento que rozaba mi piel
como pétalo de rosa al amanecer, así te sentí llegar
con sigiloso andar pero sin callar.

Tocaste suavemente mi piel,
te adentraste en ella y permaneces aquí,
como lunar, como tatuaje impregado
y aquí te quedarás.

Son tantos los sueños que nos quedan por andar,
éste es un comienzo sin final,
sin nada por alucinar mas todo para luchar.

Eres agua, arena y sol,
cálido y frío tirol.

Ahora es donde quiero permanecer
es ahí dentro de tu piel,
suave palpitar y fuerte caminar,
de la mano de mi vida quiero andar...

Comentarios

andrés ha dicho que…
Pues que esa brisa caliente tu cuerpo y espritu por lo que queda de tiempo Cata.

Un beso
rubén alés plaza ha dicho que…
Nunca deben de faltar los sueños.

besos

Entradas populares de este blog

Vendrá el olvido - Edel Juarez

Soltera por Convicción

No soy la mujer de la que te enamoras, soy esa mujer a la que aprendes a amar.