La sencillez de nuestro tiempo



Aquella espera solo hizo desesperar,
el sonido del telefóno en el bolso anunciaba su llamado,
había llegado el momento, ese era su tiempo;
cruzaron las miradas intensas, bellas mientras se acercaba
su paso era rápido y seguro, un abrazo y muchos besos deseperados
no querían un segundo mas sin tenerse.

Aquella banca fue cómplice y compañera de una intima charla,
la sencillez de ese momento solo les alimentaba el alma,
su mirada, el calor de los cuerpos en un te quiero,
todo simple, gente iba y venía quizás sin una compañía
mientras él y ella se amaron en armonía...

Comentarios

andrés ha dicho que…
pobre el que no tenga su banca cargada de recuerdos, de besos y lagrimas... de esa complicidad publica y un beso robado.

Muy buen post Cata - un abrazo
elsabasil ha dicho que…
Con esos mismos pasos veno hacia mi con prisa y de prisa se fue.Yo camine del lado contrario más lento y la banca quedo vacia.
Las bancas tienen muchas historias que contar.
Muy lindo.
abrazos
jhony ha dicho que…
una cita al amor ....en la banca que termina siendo frio testigo del calor de dos cuerpos....recuerdos imborrables.
Kimbertrancanut ha dicho que…
Parece un reencuentro...quizá solo un instante o un adiós...pero se amaron rodeados de soledades...saben que en otra ocasión, tal vez mañana...ellos serán los que cruzarán solitarios... Abrazos en el andén de tren...

Entradas populares de este blog

Vendrá el olvido - Edel Juarez

Soltera por Convicción

Me acepto...Sí, acepto!