21 de noviembre de 2011

Lección aprendida

En algún momento crees conocerlo todo, saberlo todo, conocer a quien has amado, a quien has querido, a quien creiste a tu lado y no en contra tuyo, a quien confiaste, a quien entregaste algo o todo; crees saber que esconde una mirada, una caricia, un silencio, sientes tocar el alma, adivinar, presentir, ya no son dos, son uno contra el mundo; mas el tiempo mismo se encarga de arrasar con tu "sabia" idea de creer conocer, de creer saberlo todo. Llega el shock, la risa irónica, el ardiente dolor, el trago amargo, ese trago que se vuelve agridulce con el mismo tiempo, las respuestas, se va la incertidumbre y finalmente pies en tierra, ojos abiertos, no hay hogares al aire, se borraron los colores pastel, las ilusiones se fueron o se las llevaron ya da igual...pies en tierra y manos al aire.

No hay espacio para el rencor, no hay malos deseos, el corazón solo admite desear felicidad, paz, algo más allá...
Lección aprendida, sentiste dolor y provocaste dolor, la vida es un dar y recibir, un juego de partida doble en el que pierde el mas astuto y gana quien más arriesgó. Ayer, hoy y mañana una lección se aprendió...

21 de noviembre de 2011

Lección aprendida

En algún momento crees conocerlo todo, saberlo todo, conocer a quien has amado, a quien has querido, a quien creiste a tu lado y no en contra tuyo, a quien confiaste, a quien entregaste algo o todo; crees saber que esconde una mirada, una caricia, un silencio, sientes tocar el alma, adivinar, presentir, ya no son dos, son uno contra el mundo; mas el tiempo mismo se encarga de arrasar con tu "sabia" idea de creer conocer, de creer saberlo todo. Llega el shock, la risa irónica, el ardiente dolor, el trago amargo, ese trago que se vuelve agridulce con el mismo tiempo, las respuestas, se va la incertidumbre y finalmente pies en tierra, ojos abiertos, no hay hogares al aire, se borraron los colores pastel, las ilusiones se fueron o se las llevaron ya da igual...pies en tierra y manos al aire.

No hay espacio para el rencor, no hay malos deseos, el corazón solo admite desear felicidad, paz, algo más allá...
Lección aprendida, sentiste dolor y provocaste dolor, la vida es un dar y recibir, un juego de partida doble en el que pierde el mas astuto y gana quien más arriesgó. Ayer, hoy y mañana una lección se aprendió...