Entradas

Mostrando entradas de enero, 2009

La soledad soy yo...

Imagen
La soledad es una ingrata a la que se le va
Agarrando el gusto con un alto riesgo de parar
Completamente enamorado de ella. La soledad es un hotel que no es de nadie, una
Cama que no es mía, es despertarme a las 3 de la
mañana y no saber donde esta el baño… la soledad soy yo. La soledad es la gota de agua en la llave del baño
Que dejaste prendida y que no quieres apagar por no sentirte solo. La soledad es como un suplicio ingenioso de la
Naturaleza que hace que nos encontremos con
Nosotros mismo para poder valorar a los demás. La soledad es un espejo que no miente.
La soledad son ese montón de sonidos que no
Escucha nadie pero hacen demasiado ruido. La soledad soy yo en compañía del pasado. La soledad es un beso que se desperdicia en la almohada,
Es ver la sombra y la silueta de alguien que ya no esta. La soledad es una malvada insoportable y maravillosa
Que me gusta, no se bien por que. La soledad es entender por fin
Que no hay mejor compañía que la soledad. Es el velorio de un día que se fue, es dejar d…

FRAGANCIAS...

Imagen
Recuerdos en un sólo aroma,
recuerdos de personas, de lugares,
de epócas y situaciones,
fragancias que te tranportan,
que te reviven
aromas inolvidables, infalibles,
y tan palpables, tan propios
e inolvidables...


EL AUTOBÚS...

Imagen
Camino a la rutina de un día más en mi vida,
rostros desconocidos, todos con expresión diferente
tanta alegría, tanto dolor, tantos rasgos indefinidos
entre tanta gente, todos hacia un mismo destino...

Aire espeso de la fría mañana entra por la ventana,
unos dormidos, otros con música en sus oídos...
y yo? yo intentando analizar cada expresión
algo que me diera motivos para escribir,
ese algo que me inspira cada día;
y bastó una sonrisa sin motivos
que cautivó aquel autobús sin sentido...

Con aroma de café...

Imagen
...el sol comienza a asomarse,
es una fría mañana de un mes de enero
con la luna en mis párpados
apenas logro percibirlo en los poros de mi piel;
la cotidianidad del café sobre la mesa,
la mirada distante en la cuchara del azúcar...
humeante me hace revivir en un instante
las ironías en aquel pozo de café,
tratando de decifrar el movimiento
en el oscuro fondo de la taza
tan caliente, tan amargo,
tan amante, tan distante...
humeante sigue su movimiento,
en lo profundo de la taza de café...
olor penetrante y gratificante
como mujer, como amante
con aroma de café degustante...