Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2013
Con el alma pendiendo de un hilo veía como sus sueños se derrumbaban, uno a uno caían como gota de invierno, su amor se iba, se alejaba... había fracasado en lo que añoraba, perdido lo único que le quedaba, apilaba recuerdos en el cajón de la memoria cada uno de ellos habían marcado su historia
"Uno solo conserva lo que no amarra" aquella oración retumbaba en una guitarra, daba libertad, daba espacio, dejaba su vida en un abrazo.
Ya no era, ya no pertenecía en ocasiones ni existía...

Lo último

Algunas veces hay que despedirse sin decir adiós...pensaba que esto ya era una muerta lenta, una agonía eterna, la paciencia se había cansado de esperar, la fortaleza agotada de luchar, solo era silencio su andar, solo era una piedra en el camino de alguien más, su voz seca de tanto callar, que fue estruendo tiempo atrás, su fiel soledad en la luz y oscuridad; cada lunes un volver empezar, cada sábado un momento para recordar, y así se iba la vida entre esperar y esperar; la esperanza era lo último que perdía, y para Cecilia era lo último...

Carta a mi Padre

Imagen
Padre:

Sé que no puedo verte, mas sé que has estado aquí, cuidando de mí, respaldádome aún y cuando he volteado mi rostro o te he abofeteado con mi poca creencia y confianza, tú has estado ahí, no has roto tu pacto; has conocido mis alegrías y mis tristezas, mi soledad y angustia, has visto como he fallado, mis errores y debilidades has aceptado y perdonado, he llorado en tu presencia quebrantada como una niña abandonada y aún cuando me he creido sola tu me has abrazado.
Conoces los anhelos de mi corazón, sin abrir mi boca sabes mi sentir y pensar y tu en tu silencio me has sabido consolar, detener mi llanto...
He hecho peticiones ante el cielo y ante tí, he reprochado por no ver respuestas, por ver como el tiempo transcurre y las lágrimas de mi corazón no cesan, he visto como he perdido, como se han ido, cuan dañada estoy, cuan quebrado está el barro de mi vasija, cuan lejos veo una salida, cuanto dolor vive en mi interior, cuantas cicatrices sangrantes, cuanta soledad:
Padre, Padre,…

Esperar

Imagen
El tiempo había pasado, con todo amontonado; esperaba...siempre era esperar... un detalle, una carta, un dulce algo que recordar, alguna memoria que guardar.
Con todo amontando la batalla había abandonado, las letras y la oscuridad, el amor y la vanidad compañía en noches de soledad.