Entradas

Mostrando entradas de abril, 2011

Ella

Sabía que era única...pero al final todos lo eran, que había de único en ella? 
Quizá era su sonrisa faro de luz, tal vez su mirada puerta del alma iluminada o aquel corazón sin límites , quizás mil experiencias que la determinaban, aquel paso firme con el que andaba o las locas ideas con las que enfrentaba la vida, pero al final, pensó que se trataba de su intensidad, esa a la que hay quienes le temen y solo huyen o aquellos que la enfrentan, la disfrutan y al final la sufren, ella la llamaba "su arma de doble filo", le daba toda la alegría pero también toda la nostalgia, dejaba su dulce huella en corazones que antes cuidó pero que nunca le perteneció y aún cuando sufrió con el paso del tiempo alguien dijo "te debo más de lo que imaginas" y fue ahí donde sonrió y lo disfrutó, pensó: "mi felicidad es hacer feliz"...

Mis Tres Erres

Estás...definitivamente estás...
Todo un baúl desordenado que hoy fue volcado; salieron palabras al aire, ancianas lágrimas derramadas a la soledad, pensamientos vanos sin tiempo ni espacio miles de ellos rebosando.
Saltaron 365 noches que nunca vieron luna, 365 días que no vieron sol, y por ahí se carcajeó el dolor de lo que causó el rencor.
Corriendo salieron todos los abrazos sin respuesta, los besos olvidados, y el orgullo escondido en un rincón de aquel cajón...solo pude burlarme y provocarle humillación...

Revolcándome,  Rebuscándome,  Revolviéndome...

¿Todo o nada?

Imagen
Este es mi libro de sentimientos, quien por aquí se cruce  conocerá mi interno vivir, conocerá algo más de mí...
Hoy me pesan los ojos, pero más que mis ojos mi corazón, no es difícil explicar la razón, no cuando hay alguien sensible que quiera escucharla y hasta adoptarla para al fin sanarla, quizás es solo un poco de atención, dedicación y al fin y cabo lo llamo entrega, aquella en la que das todo, te dedicas a cuidar, a llenar una vida de sonrisas por tu causa y que la única consecuencia de tus hechos sea la felicidad del otro, jamás una lágrima por tu culpa, y si caen las lágrimas estar ahí siempre para secarlas y hacer lo posible por volver de nuevo a ver esa sonrisa que te da tranquilidad llenas cada espacio vacío, escuhas cada palabra que ningún otro escuchará porque el corazón lo ganaste tú no es de nadie más. Haces que cada día sea diferente, haces algo con que sorprenderle con que llenar un poquito más el corazón y así mantener viva la llama de la ilusión y romper la rutina qu…